lunes, 15 de diciembre de 2008

Música & Drogas III



Nuevo capítulo de la colección sobre música y drogas, hoy os dejamos con las andanzas de Jason Pierce y sus dos proyectos más importantes. Por su "rastro" los reconoceréis...




LA HEROÍNA EN SPACEMEN 3 Y SPIRITUALIZED
TAKING DRUGS TO MAKE MUSIC TO TAKE DRUGS TO...

German Lázaro

En 1982, en plenas midlands inglesas (en Rugby, población cercana a Birmingham), Peter Kember (Sonic Boom) y Jason Pierce (J.Spaceman), forman Spacemen 3. Durante los primeros años, el grupo se dedicará únicamente a ensayar e improvisar música, hasta que en 1986 aparece su primer álbum Sound of Confusion, trabajo de formación en el que empiezan a perfilarse sus gustos musicales, que no son otros que algunas de las bandas más extremas del rock americano de finales de los años sesenta: Iggy & The Stooges, Mc5, The 13th Floor Elevators, The Red Crayola, The Velvet Underground, Silver Apples.
.....
Con su segundo y tercer disco, The Perfect Prescription (1987) y Playing wih Fire (1989), además de ser sus mejores trabajos su sonido ya está plenamente conformado. Además, otra música tendría una gran influencia sobre ellos: el minimalismo neoyorquino de La-Monte Young y Terry Riley, del que tomaron, como antes ya había hecho Velvet Underground, las estructuras repetitivas y mesméricas, esos mantras que a fuerza de repetirse acaban generando imágenes de modo inconsciente, como en una sesión de hipnosis, o bien, como bajo los efectos de un opiáceo.
...
Hemos visto los orígenes musicales de Spacemen 3, situémoslos ahora en su tiempo: la revuelta punk había concluido unos años antes. La new wave, 'nueva ola', de imposible definición porque sin ser nada concreto todo cabía en ella, estaba hiperatomizada. Se puede añadir que en los suburbios ingleses la juventud padecía una falta de perspectivas y de esperanzas gracias a la política (a)social de Margaret Thatcher. En contextos como ése, drogas y música suelen presentarse juntas. En el casom de Jason y Peter, la droga que acabará definiéndolos de alguna manera será la heroína (de hecho, The Perfect Prescription relata a través de sus canciones una experiencia completa con ella).
...
Epígonos
...
En 1991 aparece el que será el último álbum oficial de Spacemen 3, Recurring. Las cosas están tan mal entre ellos que se reparten las caras de dicho disco, haciendo cada uno lo que quiso en la suya. El resultado apunta ya lo que serán los caminos que tomarán en sus respectivos grupos, Spectrum y Spiritualized (nótese la obsesiva conjunción de las letras SP), aparentemente parecidos , pero que si uno oye con detenimiento encontrará diferencias insalvables, aun surgiendo de un mismo magma. Sonic Boom forma Spectrum (nombre que ya había empleado en un lp en solitario grabado en 1990). El primer disco, que aparece en 1992, Soul Kiss (Glive Divine), es una continuación de us cara en Recurrieng. Algún tema de pop electrónico bastante decepcionante más largas y elaboradas, pero a la postre tediosas y autoindulgentes, esculturas sonoras realizadas con la guitarra y variados electrónicos. Con frecuencia, muy cerca de la música planeadora.
...
Otra cosa es lo de Jason y Spiritualized. Con varios discos oficiales de estudio, uno en directo y un montón de maxis, singles, etc., Jason logra hacer una música que puede gustar más o menos, pero que en cualquier caso representa todo lo positivo de Spacemen 3 llevado hacia un horizonte no cerrado, como el cul-de-sac, que es Spectrum. Los tres primeros cds, Lazer Guided Melodies (1992), Pure Phase (1995), Ladies and Gentlemen We are Floating in Space (1997), más temas sueltos pertenecientes al cuarto, Let it Come Down (2000)*, conforman una música que se ha convertido en un objeto precioso, elaborada con un gusto y una atención el detalle extremos, y además con una fuerza emotiva encomiable. La integración de músicas negras del sur, como el gospel, y hasta el free jazz, ha sido definitiva en el resultado final.
...

* recordamos que el artículo original fue publicado en el número especial, "Música & Drogas", de la Revista CAÑAMO de Diciembre de 2003.
...
Yo ya te lo dije