miércoles, 3 de diciembre de 2008

40 años de reggae

¿Sabéis quien empezó a utilizar el término “Reggae”? ¿No? Pues os lo digo yo, fueron los jamaiquinos Toots & The Maytals. Y lo hicieron, precisamente en su canción de 1968 “Do the reggaey”, toda una declaración de principios de la que se cumplen 40 años.

Toots es Frederick Hibbert, el lider de la banda, nacido en 1945 en Jamaica (Clarendon, en la región de My Pen) en cuya iglesia estuvo cantando gospel hasta que se trasladó a Kingston con 16 años, donde conoció al resto de los Maytals (Henry Gordon y Nathaniel McCarthy).

Ese mismo año 1961, formaron el trío que se llamó únicamente The Maytals en sus orígenes, y que en 1963 publicaría lo que sería su album de debut, “Never grow old –presenting The Maytals”, en el famoso Studio One. Como la mayoría de grupos de la isla, practicaban un ska vertiginoso, que paulatinamente se fue ralentizando con el paso de la década.

En 1965 vería la luz “The Sensational Maytals” segundo larga duración del trío y último que firmarían tan sólo como The Maytals. Más tarde ganarían su primer Jamaican Festival Song (que sería como nuestro festival de Benidorm) con “Bam, Bam”, festival que volverían a ganar otras dos ediciones, antes de retirarse del mismo para dejar paso a nuevos talentos.

Habían alcanzado un éxito notable gracias a singles como “Hallelujah“ (su primera referencia), “Dog War”, “Fever”,“Daddy/It’s you” o “Never you change”, contando en algunos de ellos con la colaboración del excelso Lee Perry, nada menos. Cada sencillo era un nuevo triunfo, y es por eso que para evitar el pago de royalties, llegaron a grabar bajo diferentes nombres, tales como The Royals, The Flames o The Vikings.

Toots fue, posteriormente, encarcelado por posesión de marihuana, lo que paralizó la actividad del grupo, pero circunstancia ésta que los llevó a firmar la que es, posiblemente, la mejor canción de Toots & The Maytals, “54-46 That’s my number”, en alusión al número que, como preso, le había tocado en suerte al cautivo señor Hibbert.

También de la época son “Pressure drop” o “Monkey man”, que se convirtió en su primer éxito más allá de la isla, así como la participación en la película “The harder they come” (con Jimmy Cliff), incluyendo en la banda sonora de la misma, la propia “pressure drop”, así como “Sweet and dandy”.

En la década de los setenta Toots & The Maytals facturaron discos enormes, de gran calidad y repercusión. “Funky Kingston”, “In the dark” o “Reggae got soul” son prueba evidente de ello, no obstante, los Who, tras la grabación de éste último, invitaron a Toots & The Maytals a telonearlos.
A finales de esa misma década, con el resurgir del ska y el reggae en esa Inglaterra inmersa en el thacherismo y el revival, gozaron de gran repercusión entre la juventud británica, e incluso fueron versionados por los Clash y los Specials. Los skinheads (los de verdad) los subieron definitivamente a sus altares, en los que todavía se mantienen.

En los años posteriores, Toots & the Maytals han continuado publicando material nuevo, así como tocando en directo por todo el mundo y siendo agasajados con diferentes premios (Grammy, inclusión en el Rock & Roll Hall of Fame).

Un grupo, sin duda, especial dentro de la historia del reggae, ya que su inspiración espiritual procedía principalmente del cristianismo y no de los rastas, debido a la presencia, desde pequeño, de Toots en la Iglesia, donde formó parte del coro, un entrenamiento perfecto para su voz que le dotó de esas raíces soul y gospel que podemos encontrar en sus canciones.

Antonio

3 comentarios:

Patti Smith dijo...

Odio el reggae!!!

amopaula dijo...

pues a mi me encanta, lástima que no queden sitios buenos para escuchar reaggae. que seria de muchos artistas sin haber existido Toots???

Antonio dijo...

Yo estoy de acuerdo contigo, amopaula, me resulta fascinante toda la música jamaicana/jamaiquina. Es cierto lo que dices, quedan pocos sitios donde poder disfrutar de este género, pero alguno resiste todavía...