jueves, 30 de septiembre de 2010

The Chiffons

video

Silvia Peterson, nació el 30 de septiembre de 1946 y fue la última en incorporarse a las Chiffons -concretamente en 1962-, grupo paradigmático de los llamados "girl groups" que hicieran furor en la primera mitad de los sesenta. Junto a Silvia formaban el grupo Judy Craig, Patricia Bennett y Barbara Lee.

The Chiffons nacieron en Nueva York en 1960 y desarrollaban un pop-soul pegadizo y vigorizante que pronto les hizo debutar discográficamente con el sello Big Deal Records. Lo hicieron con una versión de las Shirelles, "Tonight's the night" y con la inestimable colaboración de Ronnie Mack. Posteriormente, ya en Wildcat Records publicarían dos singles que pasarían desapercibidos para crítica y público, "After last night" y "Never never".

Es, tras estos fallidos lanzamientos que entra a formar parte del grupo Silvia Peterson, y con ella llega el éxito. En 1963 y a través de Laurie Records vio la luz su archiconocida a la vez que controvertida "She's so fine".

Digo lo de controvertida porque años más tarde el beatle George Harrison fue denunciado por plagiar este tema. Fue condenado por la gran similitud que guardaba con su mega éxito "My sweet Lord". El juez condenó a Harrison, quien asumió cierto influencia, pese a que pensaba que la inspiración le había llegado de "Oh, happy day!". Poer cierto, para terminar de redondear la carambola, años más tarde las propias Chiffons harían una reinterpretación de "My sweet Lord", lo dicho, unas cachondas.

Bien, tras el pelotazo que supuso "She's so fine", las Chiffons siguieron publicando sencillos y aupándose a las listas de éxitos. Canciones como "One fine day", "A love so fine" (que apuesta por incluir el "fine" en sus piezas ¿verdad?), "I have a boyfriend" o "Sweet talkin' boy" continuaron haciendo las delicias de los degustadores de su desenfadado estilo.

Incomprensiblemente, poco más duraría el cuarteto. Probaron suerte con un nuevo nombre, The Four Pennies y con las consabidas reuniones postreras, pero sin producciones dignas de mención.

Juzgad vosotros mismos la similitud existente entre "She's so fine" y "My sweet Lord" y ya nos diréis. Yo creo que es probable que tuviera el bueno de George la melodía de las chicas rondándole por la cabeza...

Yo ya te lo dije

No hay comentarios: