lunes, 2 de febrero de 2009

"A golpe de Hit"


Hoy tenemos el lujo de presentar la crónica del concierto que el pasado día 29 de Enero "pepetró" el Señor Chinarro en "El Loco" de Valencia. Para ello hemos contado con la inestimable ayuda de nuestro amigo y colaborador Jonás.

Sr. Chinarro – El Loco (Valencia), 29 de enero de 2009

‘A golpe de hit’

Corría el segundo bis cuando, ante la insistencia de la parroquia, Antonio Luque amenazaba: “¡Mira que tengo 14 álbumes grabaos!”. En ese momento más de uno de los presentes nos preguntábamos cómo es que salvo “Quiromántico”, el resto del repertorio de la noche se había centrado exclusivamente en los tres últimos. Bien es cierto que hay un antes y un después de la publicación de “El fuego amigo” en la trayectoria de Sr. Chinarro. Desde entonces nos hemos encontrado con unas composiciones mucho más accesibles, que no de menor categoría, para el pequeño gran público independiente. Tanto, que servidor pocas veces había visto la sala ‘El Loco’ tan abarrotada, y créanme si les digo que soy un habitual. En cualquier caso, a los sevillanos les sobró con las canciones de “Ronroneando”, “El mundo según” y del mencionado “El fuego amigo” para deleitar al público congregado ‘a golpe de hit’ en uno de los mejores conciertos de la temporada. Lo que comenzó con “El cabo de Trafalgar” fue creciendo canción tras canción, por un lado gracias al gran oficio de la banda y por otro, todo hay que decirlo, al sonido de la sala, algo raro de aplaudir en los tiempos que corren. Clásicos ya como “Dos besugos”, “Esplendor en la hierba” o las siempre aplaudidas “Del montón” y “El rayo verde”, se sucedieron, entre otras, junto a las recientes “Los ángeles”, “La resistencia” o “El gran poder” -la favorita de mis amigos Carlos y Rosi-, en una actuación que dejó a más de uno, entre los que me incluyo, con ganas de más. ¿Demasiado bueno para ser cierto? Tal vez. Reconozco que soy un fan y un entusiasta. Pero tampoco estáis leyendo el Rockdelux.

Jonás.

1 comentario:

Yo ya te lo dije dijo...

Gran crónica, como no podía ser de otra manera. Ese entusiasmo tuyo lo irradias irremisiblemente, Jonás, esperamos poder tenerte entre nosotros mucho tiempo. Un saludo.