martes, 20 de enero de 2009

El charcutero, el ladrón y...Obama

Hoy, Barak Obama ha tomado posesión de su cargo. Se trata del cuadragésimo cuarto presidente de los Estados Unidos. En su discurso de investidura, el presidente ha tratado de insuflar esperanzadoras dosis de optimismo a sus compatriotas y, por ende, al resto de los mortales. Esperamos que realmente "pueda". Nunca antes la proclamación de un presidente norteaméricano se había visto rodeada de tanta expectación. Eso si, nunca un negro había conquistado la Casa Blanca. Y es ahí donde reside mi descontento, ya que el componente de morbo de contar con un presidente de origen afroamericano (no el primero perteneciente a una minoría, ya que el presidente saliente pertenecía a la de los alcohólicos pretenciosos) ha llevado a levantar el revuelo mediático que nos viene invadiediendo. Un negro con poder, ¡guau!, y no juega en la NBA...Da la sensación de que el mensaje que se pretende transmitir es el de, oye, negros, lo habéis conseguido, ostentáis el poder, enhorabuena, pero estad atentos, porque puede ser vuestra última oportunidad, aprovechadla.

Es eso lo que me disgusta de de este caso. Que en 2009 no se hayan normalizado algunas situaciones, que todavía sigan siendo noticias de gran impacto acontecimientos por un componente extra, algo más allá de la esencia. ¿Creéis que si quien hoy hubiera tomado posesión hubiera sido McCain o cualquier otro politicastro (no negro) el revuelo mediático hubiese sido el mismo? Lo dudo. Espero que al menos todo esto sirva para armar a la gente de sueños (si, él parece estar viviendo el de Luther King), y que el señor Obama sea consecuente con el discurso de esta misma tarde en Washington.

Tal vez, el tiempo sea benigno y pueda normalizarse una noticia como ésta. Igual que se ha acabado por normalizar el hecho de que el último trabajo que graba Oasis es siempre su tercer mejor álbum, o que en el horizonte de Coldplay se encuentran U2 instalados de un modo perpétuo.

A mí, personalmente, me gusta encontrarme más con noticias como ésta.

Un charcutero de Málaga convence dos veces a un ladrón para que no le robe

EFE. 20.01.2009
En la segunda ocasión, empuñaba un cuchillo de cocina.

Un charcutero de Málaga convenció dos veces a un ladrón para que no robara en su establecimiento, aunque fue detenido posteriormente por la Policía Local.

Los hechos ocurrieron sobre las 7:35 horas del pasado lunes en una charcutería situada en la calle Ciudad de Andújar de la capital malagueña, donde A. B. C., de 45 años, se personó, al parecer en estado ebrio, con la intención de robar, según la Policía Local.

El individuo, que llevaba puesto un casco de motocicleta gris y vestía pantalón de camuflaje, fue convencido por el charcutero para que se marchara y desistiera en su propósito. A los diez minutos, apareció de nuevo en la charcutería portando un cuchillo de cocina, aunque terminó desistiendo nuevamente ante la oposición del dependiente del establecimiento.

Los agentes localizaron al individuo junto a una motocicleta de su propiedad y lo detuvieron, tras lo que fue puesto a disposición judicial.



¡Podemos!,¡Claro que podemos!

Antonio

1 comentario:

Pasmarote dijo...

Llevas toda la razón, Antonio. Me gusta mucho vuestro blog, lo visito muy a menudo. A seguir así, chicos.