jueves, 19 de agosto de 2010

Lollapalooza II (la crónica)

Vamos ahora con la crónica de los conciertos por días. Esta crónica está escrita por alguien al que le gusta la música, pero que para nada es un experto musical. Al menos no me voy a inventar cosas, como el que escribió la crónica en la web de El Mundo, que dijo que los Strokes habían tocado algunas canciones nuevas. ¡Qué morro tiene la gente!

El VIERNES empezamos temprano con el concierto de Wavves, a eso de las 12 y cuarto de la tarde. No creo que fuera la hora ideal para este grupo ruidoso y punk, que supongo que a las 4 de la mañana se pueden desmadrar bastante más. Hicieron bastantes bromas sobre Lady GaGa (fue el tema más recurrente del día, Lady GaGa, que tocaba al cerrar el día en uno de los escenarios, y por la tarde estuvo tocando la batería y enrollándose con el cantante de un grupo amiguete suyo. Por cierto, menuda cantidad de espantajos había entre el público). De ahí nos acercamos a ver a The Walkmen, un grupo muy elegante. La impresión que me dieron es que tienen 3 ó 4 canciones muy buenas, pero el resto no me dicen mucho.

Más tarde vimos a Drive-By-Truckers, que tienen una de mis canciones favoritas de este año ("Birthday boy"). No fue nuestro concierto favorito, las mejores canciones que tienen son en las que canta el cantante secundario, y el frontman le hace los coros. Luego tocaban los New Pornographers, el primer gran concierto del festival para nosotros. Estuvieron magníficos, muy divertidos, con un gran sonido, y un dominio del escenario brutal.

Después nos saltamos el concierto de Dirty Projectors, a los que vimos cuando no eran famosos y que nos parecieron bastante chorras, y vimos en un buen sitio a los Black Keys. Otro buen concierto, rock’n’roll del de siempre, con la particularidad que el grupo está compuesto por dos personas, el cantante y guitarrista y el batería. Para mi sorpresa en la mitad del concierto, y durante 5 ó 6 canciones, salieron a tocar con ellos un bajista y uno al teclado.

Luego nos acercamos un poco más al escenario para el gran concierto del día, los Strokes. Llegaron 15 minutos tarde, se fueron 15 minutos antes de lo que debían, y arrasaron. El setlist fue impresionante, con todos los singles de su carrera (creo que sólo faltó "12:51"), centrándose en los hits del primer disco, y ninguna canción nueva. Técnicamente sonaron brutales, la guitarra de Albert Hammond Jr. increíble, la voz de Julian perfecta. El único problema es que tocaron como si no les importara absolutamente nada estar ahí, y que entre canción y canción Julian no decía más que idioteces sin sentido. Qué puedes decir de un concierto que empieza con "NYC Cops", cierra con "Take It Or Leave It", y en el que suenan "Someday", "Last Night", "Reptilia", "Hard To Explain" o "Heart in a Cage". Muy grandes.

El SABADO empezamos con el concierto de Wild Beasts, un grupo con un interesante juego de voces, y que tuvo bastante aceptación. Luego llegaron The XX, uno de los grupos que más ganas teníamos de ver. El concierto estuvo bastante bien para lo que pueden hacer, sus canciones son buenísimas, y aunque a veces los graves retumbaban mucho (por lo que he leído lo hacen adrede), defendieron muy bien su repertorio.

A continuación tocaban Grizzly Bear, cuyo "Vetackimest" no pude parar de escuchar en su día. Su concierto fue bastante relajadillo, y los mejores momentos fueron los singles de ese mismo disco. Después Metric intentaron animar el cotarro con sus canciones rollo Blondie, y justo después llegaron Spoon. En el concierto había mucha gente, y Spoon dieron un repaso a su extensa carrera en un concierto que tuvo varios momentos muy buenos, y en el que la gente quedó muy contenta.

Después Cut Copy comenzaron su concierto (lo más electrónico que vimos en el fin de semana) de una manera bastante arriesgada con sus dos canciones más conocidas, pero la verdad es que su concierto fue muy divertido y mantuvo un buen nivel con algunas canciones nuevas. Para cerrar el festival, y como uno de los cabezas de cartel del día (el otro era Green Day), vimos la mayor parte del concierto de Phoenix. El ¿novio? de Sophia Coppola y sus compatriotas franceses han alcanzado un nivel de celebridad en Estados Unidos porque un single de su último disco ha sido utilizado en un anuncio de coches aquí, y desde entonces sus ventas aquí se dispararon. Su concierto estuvo bien, pero creo que no tienen canciones para ser cabeza de cartel en este festival. Pasables.

El DOMINGO empezamos el día con (lluvia y) los Antlers. Un concierto normalito, de nuevo demasiado temprano para su música. Al poco tiempo llegó el sol y nos acercamos a ver a los Cribs, con Johnny Marr que está jovencísimo el tío. Otro grupo que podía haber llegado a mucho y se ha quedado en 3 temazos (eso sí, lo dimos todo con "Men’s Needs").

Después Mumford and Sons nos sorprendieron con un gran concierto, los británicos hicieron vibrar al público con su mezcla de folk y pop-rock. De ahí nos fuimos a ver a Yeasayer, pero estábamos muy lejos y el sonido no se podía apreciar del todo bien. Eso sí, cerraron con "Ambling Alp", y la gente se volvió loca.

Luego llegaron MGMT, de los cuáles no acabo de entender qué rollo llevan aparte de sus dos grandes singles, porque el resto de la música no tiene nada que ver con ellos (sobre todo el nuevo disco).

Y luego llegó el gran final del festival, con dos de los 3 conciertos que esperábamos con más ganas. Primero, The National dieron posiblemente el mejor concierto del festival. Empezaron con "Runaway", tranquilita, luego "Mistaken For Strangers", y de ahí a la eternidad. "Bloodbuzz Ohio" se la dedicaron a sus paisanos de Ohio, "Afraid of Everyone", la voz del cantante sonando perfecta, un sonido inmejorable, un guitarrista de Arcade Fire tocando en 4 canciones y haciendoles coros, el cantante cantando una canción entre el público… Cerraron con "Terrible Love", pero en ese momento ya nos habíamos ido a tomar un buen sitio para Arcade Fire.

Su concierto fue una experiencia diferente, como siempre, con los ohhhh ohhhhs, y la gente cantando como locos (bueno, las nuevas aún no han calado mucho, aunque han conseguido el número 1 en la lista de ventas). El momento más emocionante fue seguramente "Crown of Love", se la dedicaron a sus amigos de The National, y dijeron que no la solían tocar mucho en directo, y el final in crescendo nos puso los pelos como escarpias. Para cerrar el concierto, "Neighbourhood #3 (power out)", "Rebellion (Lies)", una nueva y "Keep The Car Running", y luego en el bis "Wake up", desatando la locura colectiva. Un gran concierto, con sus típicos cambios de instrumentos entre ellos y con una gran respuesta del público.

Pablo

5 comentarios:

Rafa Sánchez dijo...

se me ha caído una lágrima leyéndolo...
a tear dropped from my eye...

Anónimo dijo...

¡¡¡Qué envidia, Pablo!!!

Eso sí, cuando vuelvas a España te demostraré que The Cribs tienen mucho más que 3 temazos... jejeje

Jonás-.

Anónimo dijo...

Muchas gracias por publicarme esto. Es muy poco profesional, pero la hice desde el cariño ;)

Pablo

siciliapop dijo...

Muchas gracias a tí, la crónica es sencillamente rotunda. Muy directa. Muy amena de leer, nos ha encantado y nos hemos quedado con ganas de más. Ya te lo decimos, este blog está absolutamente a tu disposición.

Un abrazo y mucha suerte en todos tus proyectos.

Yo ya te lo dije

Foo dijo...

Muy muy ameno, he empezado a leer y cuando me he dado cuenta estaba leyendo el post de las revistas.